ciudad

Un viracho anduvo haciendo de las suyas por San Carlos

A lo lejos y dando saltos que lo vuelven inconfundible, la presencia de un viracho o guazuncho fue capturado por una imagen mientras andaba haciendo de las suyas por el predio del Parque San Carlos. La difusión la realizó el Guardaparque Marcelo Cortiana quien presta servicios en dicha reserva natural que posee la ciudad de Concordia.

Se trata de una especie que en el año 2018 fue declarada Monumento Natural en todo el territorio provincial, sumándose así la lista de especies ya declaradas con máxima protección en Entre Ríos, entre ellas el cardenal amarillo, el tordo amarillo, el cardenal azul, el federal, el ciervo de los pantanos y el aguará guazú.

Características

El guazuncho no presenta gran dimorfismo sexual; tanto machos como hembras alcanzan entre los 55 y los 65 cm de altura a la cruz, y hasta 110 cm de longitud. Su peso llega a los 30 kg. La coloración varía según la zona, pero suele ser de pardogrisácea a pardorojiza, con un matiz gris que lo distingue de otras especies de Mazama, género del cual es la especie de mayor tamaño. Muestra el interior de la cola, las verijas y el vientre blanquecinos. El juvenil es más oscuro, con manchas blancas en flancos y lomo. A partir del año de vida, los machos desarrollan una cornamenta sin ramificar que alcanza los 15 cm de longitud dependiendo de la zona en la que se encuentra.

TE RECOMENDAMOS:  El empresario concordiense Natalio Grinman al frente de la Cámara Argentina de Comercio

Hábitos

El guazuncho habita normalmente en zonas boscosas, abiertas o semiabiertas. Se alimenta de brotes tiernos, hojas, hongos y frutos; además, descorteza el tronco de los árboles para señalar su territorio. Suele habitar en solitario o en parejas, y es marcadamente territorial, marcando el perímetro de su zona con heces, orina y una secreción de fortísimo aroma que proviene de las glándulas anterorbitales, interdigitales y frontales. El territorio de cada guazuncho se extiende a una hectárea como mínimo; sin embargo, son hoy raros los entornos en que exista tanta concentración, siendo la densidad mucho más baja en promedio.

Es activo nocturna y crepuscularmente, excepcionalmente por la mañana durante el invierno. En horas de calor, se retira hacia las secciones más espesas del bosque o de pastizal para descansar. En zonas de ocupación humana o actividad de caza, su nocturnidad se incrementa.

La reproducción tiene lugar en el otoño normalmente, aunque el ciclo de celo no está estrictamente atado al climático. La gestación dura unos 220 días, y concluye con el parto de una única cría, excepcionalmente dos, que permanecerá junto a la madre hasta cumplir ocho meses de vida. Pesan entre 500 gr. y 1 kg. al nacer. Durante este período, tiende a mantenerse en zonas de bosque cerrado para eludir a los depredadores. La madurez sexual adviene entre 1 y 2 años de edad.4

El Andén