provincia

La sequía continúa afectando “severamente” a Entre Ríos

Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, en cinco de sus departamentos, se encuentran en la categoría “afectación severa”, de la Mesa Nacional de Monitoreo de la Sequía. Los especialistas sostienen que la situación es crítica para la soja, el maíz y la ganadería.

La Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías identificó en su último informe la presencia de 140 millones de hectáreas afectadas por sequías en la Argentina, de las cuales más de 7 millones, catalogadas bajo la categoría de «afectación severa», se encuentran concentradas en la denominada zona núcleo agrícola.

En esta última categoría, fueron identificadas tres provincias afectadas, de acuerdo con el último informe de la Mesa Nacional de Monitoreo: Buenos Aires (44 partidos), Santa Fe (4) y Entre Ríos (5). Respecto de las precipitaciones, en septiembre y octubre pasado «se acentuó la falta de lluvias en el centro-este del país agravando los impactos de la sequía».

Los 5 departamentos entrerrianos son: Islas del Ibicuy, Gualeguay, Gualeguaychú, Victoria y Diamante.

El mapa del informe oficial evidencia que partes de esos departamentos tienen afectación severa y en otras hectáreas el impacto es moderado.

TE RECOMENDAMOS:  Turismo: Enero cierra con 82% de ocupación en la provincia

Qué es la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequía

La Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías está integrada por especialistas de instituciones nacionales que integran la RED GIRCYT que aportan productos y herramientas para el seguimiento de las condiciones meteorológicas y agronómicas vinculadas a sequías en Argentina.

Mediante este protocolo busca estandarizar el flujo de información entre las instituciones involucradas para contribuir en la gestión de emergencias y desastres. Para ello elabora un procedimiento de monitoreo sobre la base de diferentes índices de seguimiento de sequía que elaboran las instituciones que determina niveles de alerta AMARILLA, NARANJA O ROJA.

Los niveles de alerta se fijan de acuerdo a la combinación para cada región del país, de diferentes indicadores y umbrales preestablecidos. La base de análisis está sustentada en el Protocolo Interinstitucional de Gestión de Información frente a la amenaza de Sequías Meteorológicas y Agrícolas en el territorio argentino.