ciudad

Homicidio de Teresa Galli: fuerte hermetismo rodea al caso

Quiénes llevan adelante la investigación no han brindado mayores precisiones con respecto al caso que ha conmovido a la comunidad de Concordia. Estas primeras horas de ocurrido el hecho son fundamentales para la investigación para dar con él o los autores del crimen. 

Han pasado 24 horas de que se tomara conocimiento del homicidio, en aparente ocasión de robo, de la reconocida docente María Teresa Galli. Hasta el momento quiénes llevan adelante la investigación han dado pocas precisiones sobre el caso en sí la investigación que se está llevando adelante. 

Es más, ante la requisitoria de los medios de comunicación, se han excusado de brindar datos al respecto y esto se entiende ya que en toda investigación de estas características son primordiales las primeras horas posteriores al hecho. 

Cabe recordar que, pasadas las ocho de la mañana de ayer, una persona que se dedica a los trabajos de jardinería, concurrió a un domicilio ubicado en calle San Luis al numeral 1023 de la ciudad de Concordia. Como nadie lo atendió, el jardinero, llamó por teléfono a la hermana de la dueña de casa quien, de inmediato llegó al lugar y al entrar al domicilio se encontró con un cuadro estremecedor: su hermana, María Teresa Galli de 54 años, estaba tendida en el suelo sin vida y luego dijo haber visto a dos encapuchados que corrían para los fondos de la casa, escapando de la escena del crimen. 

Aparentemente y sin robar nada, los delincuentes se fugaron por el interior de la manzana y se estima que habrían andado por los techos de los vecinos. Si bien los peritos policiales tomaron rastros en el lugar del hecho, las autoridades no tienen ninguna novedad sobre la identidad de los autores del sangriento homicidio. 
 
La víctima era una reconocida y muy querida profesora de Biología ya jubilada, que había ejercido la docencia en la escuela Comercio N°1 y en el Instituto de Profesorado «Concordia». Al momento del asesinato, María Teresa se encontraba sola. 

Golpes en la cabeza 

Ya en horas del mediodía y mientras se realizaban las pericias de rigor por la División Criminalística de la Policía de Entre Ríos, ante la atenta mirada de los tres fiscales intervinientes, los abogados Francisco Azcué, José Arias y Mario Guerrero, fuentes bien informadas comentaron que «si bien falta aún el informe oficial de la autopsia», estiman que la docente «habría fallecido por los golpes de un objeto contundente que presentaba a simple vista en la zona de la cabeza». 

El Andén/Elonce.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *