ciudad

El Iosper niega deuda millonaria con la Cámara Sanatorial de Concordia

Durante su exposición ante la Cámara de Diputados el pasado 6 de mayo, el titular del Iosper, Fernando Cañete, brindó un informe detallado sobre la situación financiera de la obra social y negó que exista una deuda millonaria con la Cámara Sanatorial de Concordia, luego que esta decidiera rescindir el convenio a partir del próximo 14 de junio. «Es la mecánica de trabajo», aseguró. 

El presidente de la Cámara Sanatorial de Concordia, Carlos Arizabalo, anunció que a partir del 14 de junio quedará sin efecto el convenio que tiene con el Iosper como consecuencia de «las reiteradas e infructuosas gestiones de pago, lo que impide mantener las prestaciones sanatoriales con el normal aprovisionamiento de insumos, pago de salarios, tecnología”. 
 
Previamente, el titular de la obra social de la provincia brindó un informe detallado ante Diputados acerca de la situación económica y financiera, y desmintió que exista una deuda millonaria. En ese sentido, explicó cómo es el mecanismo de pago a sus prestadoras «por lo menos desde 2014», cuando inició su gestión. 
 
Durante su intervención anticipó que en los primeros días de mayo se iba a cancelar el 50 por ciento de la facturación de marzo equivalente a 60 millones de pesos, transacción que se completaría una vez que la Provincia les enviara los recursos, y agregó: «Como cancelamos el 50 por ciento de la facturación, hay otro 50 por ciento que tiene que ser sometido a un proceso, que implica una discusión técnica de las fichas que, en realidad, son las internaciones». 
 
«La discusión técnica la realizan los médicos auditores», aclaró y detalló que en una primera instancia (internación «C») se realiza una auditoria compartida entre el Iosper y la Acler, y de no haber un acuerdo sobre la conformación se pasa a una instancia superior denominada internación “B”, en la que participa el auditor del sanatorio. 
 
«Esto es histórico en las negociaciones, no es de ahora. Ahí es donde se demoran los debates porque lo que se discute son medicamentos. Entonces tenemos fichas que hay que abonar de diciembre que se realizará en mayo, pero de ninguna manera se podría considerar que Iosper tiene una deuda millonaria; insisto en esto y lo resalto: es la mecánica de trabajo», insistió Cañete. 
 
Además, mencionó que la presencia de los auditores, tanto de Acler como de los sanatorios, no es en forma inmediata, lo que genera demoras en el tiempo: «Esto que puede ser considerado como atraso, pero en realidad es una mecánica corriente que se va cancelando todos los meses. De hecho la modalidad es: factura 60 millones de pesos la Asociación de Clínicas y nosotros pagamos 70». 
 
Por último, Cañete aseguró que «se supone que en un momento determinado del año se cancelan los atrasos», no obstante esto no ocurre debido a que «hay picardías»: «Durante abril y mayo la facturación de los sanatorios crece (entre un 20 y 25 por ciento). Dicen que es por la estación, pero no creo que sea la estación sino que Iosper a fines de Junio recibe el aguinaldo, por lo que hacen todo lo necesario para que cuando la obra social tenga mayores ingresos poder estar al tanto de cobrar eso», dijo. 
 
«Esta es la realidad con los sanatorios, que nos pasa siempre. No es cómo dicen que se tiene una deuda millonaria. Iosper tiene para abonar en la medida de los recursos y los fondos que recibe, que es algo manejable. No es de este año, sino histórico, por lo menos desde 2014 que estamos nosotros y lo venimos cumpliendo. Por eso quiero desterrar ese latiguillo de que Iosper tiene deudas millonarias; de ninguna manera», finalizó.  

APFDigital 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *