ciudad

“Cuando empezaron a decir el número no lo podía creer”

Este año, el auto cero kilómetro que se sortea entre los participantes de la máxima prueba atlética de la provincia, quedó en Concordia. Julián Díaz corrió con el número 1048 y fue favorecido en el sorteo. «Cuando empezaron a decir el número no lo podía creer, quedé mudo, no lo podía creer».

Julián es empleado de comercio, vive en Villa Adela y corrió los 10 Km. Emocionado, dijo que el auto lo va a usar para «pasear con mis hijas, Ema y Nayla. Tengo un autito que es heredado de mi abuelo, y es de mi vieja y mío. Ahora tengo un auto propio», comentó.

«Hace cuatro o cinco años que corro la Maratón de Reyes, es una fiesta única. Y este año me tocó la suerte de ganarme el auto. Quiero agradecerle a la organización, al Intendente y a la Municipalidad. Y este premio es para mi familia», agregó.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *