ciudad

A días de la vuelta a clases, cayó parte del cielo raso de la Escuela Normal

La Escuela Normal de Concordia ocupa una manzana completa, a pocas cuadras del microcentro. La calle en la que está ubicada el pórtico de ingreso del centenario e imponente edificio rinde homenaje al impulsor del normalismo, Domingo Faustino Sarmiento.

Tanta relevancia histórica no la puso a salvo del paso de los años y del consiguiente deterioro, que las intervenciones parciales de sucesivos gobiernos no consiguieron contrarrestar.

Lo concreto es que, cuando faltan poco más de 20 días para la hipotética vuelta a clases presenciales, la estructura afronta desprendimientos de mampostería provocados por las últimas lluvias.

Laura Isabel Romero, directora del establecimiento, comentó que el miércoles de mañana, cuando llegaron a la escuela, hicieron el recorrido de siempre y se encontraron con la caída del cielo raso del primer piso de calle Sarmiento, en el aula de la ochava.

“Íbamos caminando y justo se desprendió en un momento donde estábamos con los ordenanzas comenzando las actividades. Una parte cayó al piso y la otra quedó colgada del techo. Esto viene pasando en distintas secciones. Los últimos arreglos se hicieron en el 2017. Nosotros vemos que la madera de arriba está muy húmeda y si eso no se arregla, la humedad sigue y eso hace que luego se vuelva a romper”, aseguró.

TE RECOMENDAMOS:  Concordia tiene nuevos vacunadores

Otra de las docentes integrante del cuerpo directivo señaló que los arreglos se han hecho sectorizados, entonces siempre hay un lugar que queda sin resolver.

“Se sigue filtrando el agua. Lo que nosotros siempre hemos pedido y luchado es por una restauración completa de la escuela. No una parte sí y otra no, porque los desprendimientos de yeso se han dado en diferentes sectores. Hemos tenido un desprendimiento en la sala de maestros, cuando estaban reunidos, y hubo un aula que estuvo clausurada por un año. Esta escuela tiene cien años, por eso necesita una restauración integral”, advirtió.

A juzgar por lo expresado por miembros del personal, la escuela no está en condiciones de iniciar las actividades escolares, puesto que peligra la integridad física de los chicos y de los docentes. “Queremos evitar cualquier desgracia y, los que se tengan que hacer cargo, que por favor inicien las obras cuánto antes”, sostuvo otra docente.

“Necesitamos una pronta solución. Que esto llegue a las autoridades que deben mantener los establecimientos educativos en Concordia”, concluyó.

El Sol – El Entre Ríos